Uno de los juegos más entretenidos que se puede probar en consolas y ordenadores es Grand Theft Auto, una saga a la que Rockstar ha sacado grandes réditos, pero que no ha llegado